Técnicas de copywriting (3): Investigación, longitud y ortografía

 

En esta tercera entrada del blog sobre técnicas de copywriting te hablaré de los tres mejores amigos del copy: la investigación, la longitud del texto y la ortografía.

¡Vamos allá!

Como te contaba en las dos entradas anteriores de esta serie sobre técnicas de copy, hay muchos aspectos a tener en cuenta a la hora de escribir textos atractivos y a la vez estratégicos que mantengan a tu lector en tu página o le animen a tomar las acciones que le propones.

Hasta ahora, hemos hablado de la fórmula AIDA para atrapar a tu lector con lo que le cuentas y hacer que tu texto sea interesante.

También hemos hablado de cómo crear llamadas a la acción que funcionen.

Hoy hablaremos de tres pilares del copywriting que siempre tienes que tener en cuenta cuando escribas, ya sea una landing page, tu blog, un apartado de tu web, o cualquier otro texto.

 

 

1. LA INVESTIGACIÓN para el copywriting

Puede parecer obvio, pero escribir un texto que tenga valor y aporte contenido útil requiere bastante esfuerzo.

Y lo digo por experiencia, porque cuando escribo para mis clientes, lo primero que hago es documentarme. Sin excepción.

(Si te interesa conocer paso por paso el proceso que utilizamos en Copywriting Para Web para escribir para nuestros clientes, en nuestro webinar gratuito “Conviértete en copywriter” podrás ver cómo la investigación/documentación es el primer paso de cualquier trabajo de copy).

Pero volvamos a la investigación:

Esta puede parecer la parte más aburrida de ponerse a escribir, pero una vez estás dentro, te das cuenta de que no lo es tanto.

Puede que pases más o menos tiempo dependiendo de la dificultad del tema sobre el que tengas que escribir, pero sería insensato decir que un copywriter se pone a escribir tal cual cuando le dicen: “escribe sobre x”, abre un documento de Word y escribe un texto perfecto.

¡Ojalá!

Al documentarte e investigar, aprendes un montón sobre el tema que tienes entre manos, ves lo que escribe tu competencia, descubres aspectos e ideas en los que no habías pensado, y todo ello te ayudará a escribir.

La investigación y la documentación son clave porque te ayudaran a ver varios aspectos:

  • Qué se ha escrito ya sobre ese tema en internet
  • Qué le interesa a la gente
  • Cuáles son las palabras clave que tienes que utilizar para posicionarte bien
  • Además, la investigación y, en definitiva, documentarte sobre el tema que tienes que escribir te dará ideas sobre puntos que puedes tratar
  • La investigación antes de ponerte a escribir un artículo te ayudará también a ver que quizás hay algún aspecto de ese tema que el resto no están tratando y es allí donde debes ahondar…

 

Recomendación PRO:

Cuando investigues y leas sobre el tema, NO COPIES.

Sé que es obvio, pero vale la pena recordarlo, porque aparte de que no es nada ético, Google te sancionará por copiar contenido, como si el karma cósmico te estuviera penalizando por ello.

Utiliza tu tiempo de investigación antes de escribir como una fuente de inspiración, pero piensa que lo importante es que transmitas tus ideas, en la forma en que te salga más natural y con tu toque personal.

Al fin y al cabo, lo que te diferencia es lo que hace que tu público te lea, ¿verdad?

 

 

2. El segundo mejor aliado del copywriting: LA LONGITUD DEL TEXTO

Este es un tema muy polémico y con el que nadie se pone de acuerdo.

Pero yo voy a darte mi opinión, que tiene varias vertientes, y tú luego decides escribir textos más largos o más cortos según lo que sientas que es correcto.

En mi opinión, para decidir si tienes que escribir un texto largo o corto, tienes que tener en cuenta dos factores:

  • ¿Quién es tu público?

Parece obvio, pero piénsalo: ¿un millenial tiene la misma paciencia que un adulto de 50 años para leer un artículo de 2500 palabras?

La respuesta es no.

Por lo tanto, dependiendo de quién sea tu público, deberás ajustar los textos según lo que creas (o hayas investigado) que prefiere.

Para ello, puedes preguntárselo directamente a través de las redes (no serás el primero que hace una encuesta en Instagram para preguntarle a su audiencia si prefiere una cosa o la otra).

También puedes hacer una llamada a la acción que sea un breve cuestionario o similar.

También puedes hacer la prueba social con tu entorno y darles a leer el texto que has previsto publicar.

Si les parece demasiado corto o demasiado largo, podrás ajustarlo antes de colgarlo en tu página web.

  • ¿Qué objetivo tiene el texto?

Por ejemplo, si estoy escribiendo una landing page para convencer a mi cliente de que me compre un curso de 3.000 euros, el texto deberá ser más largo que si quiero escribir en el blog una entrada sobre cualquier tema general o si quiero venderle un producto de 50 euros.

Pero cuidado: me ha ocurrido a veces estar leyendo una landing page de un producto/servicio premium y darme cuenta de que el autor ha repetido varias veces lo mismo dicho de diferentes maneras porque pensaba que así me convencía.

No sé si esto es una opinión propia o si es general, pero a mí, en este caso, me cansa y no me convence porque me da la sensación que 1. Me tratan de tonta, y 2. Me están vendiendo la moto.

Como regla general de copywriting, recuerda esto: no te repitas si no es necesario. Tu cliente es una persona inteligente y si te repites demasiado puede que crees el efecto contrario.

  • ¿Cuánto más largo mejor?

Otro de los temas relacionados con la longitud del texto es si cuanto más largo, mejor posiciona en Internet.

Sobre esto, yo diría que nadie se pone de acuerdo, según lo que he leído y he investigado antes de escribir este artículo (guiño, guiño).

Por eso, te recomiendo que escribas contenido de calidad y trabajes el SEO, más que preocuparte por escribir textos kilométricos que sean un tostón o que den vueltas a lo mismo.

 

 

3. El amigo olvidado pero súperimportante del copy: LA ORTOGRAFÍA

En este otro artículo ya hablé de la importancia de un texto bien escrito, sin faltas y coherente, así que no me voy a alargar mucho más sobre este tema porque me parece que lo tenemos ya muy integrado.

Si te interesa ampliar el tema de la ortografía, te dejo este post de la web de Gemma Traductora (mi alter ego) para que amplíes conocimientos y descubras herramientas que te pueden ayudar a mejorar tu ortografía y tu estilo al escribir.

A grandes rasgos (todo está más desarrollado en este artículo que te comentaba), las herramientas que te pueden ayudar a escribir mejor son:

  • Correctores automáticos (el de Word, algunos online, algunos de pago como Stilus, etc.)
  • Recursos en Internet como la RAE, el Panhispánico de Dudas o Fundéu, a los que, por cierto, puedes hacer consultas que responden muy rápido a través de sus redes sociales.
  • Releer el texto un rato o un día después de haberlo escrito para ver si tiene sentido, si hay párrafos que tienes que reorganizar, si hay ideas repetidas…
  • Pedirle a alguien que eche un vistazo a tu texto. Cuatro ojos ven más que dos.

A pesar de todo, si ves que escribir es algo que te cuesta, valora la idea de contratar a un corrector profesional cuando el texto sea lo suficientemente importante.

Quizás para una entrada del blog podrás sobrevivir con las herramientas que te he comentado, pero si, por ejemplo, planeas escribir una landing page de un producto premium, o vas a publicar tu nueva web, la inversión en un corrector puede ser un gasto mínimo pero muy útil.

 

Y hasta aquí los consejos de esta tercera entrada sobre técnicas de copywriting que te ayudarán a escribir mejor.

¿Qué te han parecido estos tres “amigos” del copywriting?

¿Crees que tienen la misma importancia, o alguno es más importante que otro?

Cuéntanoslo en los comentarios y suscríbete a nuestro newsletter si quieres recibir todos nuestros artículos sobre técnicas de copywriting.

¡Te esperamos!