Qué es la identidad verbal y cómo el copy puede ayudar a tu marca

 

En esta primera entrada sobre Identidad Verbal te contaremos qué es y cómo el copywriting puede ayudarte a crear tu identidad verbal para tu marca.

Quizás el concepto que te suene más es el “branding verbal”, pero ambas expresiones significan lo mismo.

En Copywriting Para Web la definimos así:

“La identidad o branding verbal es la forma en que tu marca se comunica, las palabras que usa y la personalidad que destila a través de ellas para aparecer ante los consumidores como una marca única, especial y alineada con tu propuesta de valor”.

De todo este párrafo, hay algo que nos queda muy claro: la identidad o branding verbal es muy importante para tu marca, porque es a través de las palabras que transmites tu imagen a tus clientes.

 

A través de las palabras, las expresiones que usas y el “tono de voz” de tu marca, creas una personalidad propia para tu empresa que, a la vez conectará con un tipo de clientes u otros.

 

Imagínate por ejemplo una marca dirigida al público joven: su identidad verbal, es decir, la forma en que se comunica y cómo usa las palabras, tiene que ser coherente con el público al que va dirigida.

Es decir, seguramente tendrá que ser informal, moderna, un poco atrevida, revolucionaria, graciosa, etc.

Por eso, esta marca joven muy probablemente no use frases en sus newsletters como “nos complace presentarte nuestra colección de otoño-verano” si quiere llegar a su público ideal, ya que este no se comunica de esta forma.

Y por el contrario, una marca dirigida a un cliente de clase alta y de media edad, por ejemplo, tendrá que ir con cuidado con pasarse de informal, gracioso o atrevido, porque puede ser que su cliente sea un poco más formal y/o conservador.

Para conectar con este tipo de cliente, seguramente tendrá que apelar a sus anhelos y a su estatus social más que con un mensaje rompedor o canalla.

Pero vayamos al grano:

¿Cómo tiene que ser tu branding verbal o identidad verbal para que encaje con tu marca? 

¿Por qué a veces una marca y su forma de comunicar no van de la mano?

Tu forma de expresarte y comunicar tiene que ir en consonancia con tus valores, tu posicionamiento y el público de tu marca.

Además, el branding verbal tiene que ayudarte a crear una personalidad propia y fácilmente identificable con tu empresa, que cuando el cliente lo vea ya rápidamente piense en tu marca.

La identidad verbal tiene en cuenta tres aspectos clave:

  • El tono de voz

Esto es, en pocas palabras, cómo decimos lo que decimos. Si somos serios, graciosos, informales, formales…

Esto es lo primero que tendremos que decidir, porque según el tono de nuestra marca, elegiremos un vocabulario u otro, o una forma de expresarnos u otra.

  • El messaging

El messaging es el “qué” decimos concretamente, qué contamos a nuestro público. Para dar con nuestro messaging adecuado, tenemos que saber qué necesidades tiene nuestro cliente.

De esa forma, nuestro mensaje irá directamente a resolver los problemas o necesidades del cliente y, por lo tanto, conectará con él.

  • El territorio verbal

El territorio verbal es lo último que se construye dentro de tu estrategia de identidad verbal.

Es decir, una especie de “manual de uso” de nuestra identidad verbal que nos dirá:

  • Qué vocabulario usamos (sugerencias de palabras, verbos, ideas que queremos transmitir a nuestra audiencia)
  • Qué tono de voz tenemos que aplicar (cómo enfocamos ese mensaje: de una forma desenfadada, de una forma agresiva, de una forma distante…)

Como ves, las palabras son muy importantes, tanto por sí solas como dentro del mensaje que transmiten.

 

¿Y si tengo la sensación de que mi branding verbal no es correcto?

Si a veces tienes la sensación que tu marca no conecta con tu público, quizás es porque tu identidad verbal no está suficientemente trabajada.

Una buena identidad verbal tiene que ser capaz de:

  • Diferenciarte de la competencia creando un lenguaje único para tu marca
  • Despertar la curiosidad de tu lector y animarle a que haga las acciones que tú quieres que haga
  • Conectar con sus necesidades y hablarle de lo que le interesa

Si eres capaz de conseguir eso con tus textos y tus palabras, ¡habrás triunfado!

Si, por el contrario, no tienes claro tu branding verbal o quieres que lo evaluemos para darte consejos de mejora, pídenos tu diagnóstico gratuito aquí y empieza a aplicar nuestras ideas para conectar con tus clientes.

¿A qué esperas? ¡No tienes nada que perder!