Los siguientes pasos para escribir copywriting profesional (2)

 

En la anterior entrada del blog hablábamos de los pasos previos para escribir copywriting profesional, pero esta vez seguimos hablando del proceso cuando ya nos ponemos manos a la obra.

¿Qué hay que tener en cuenta una vez ya nos hemos documentado e investigado y ya estamos listos para escribir el copywriting de nuestro cliente?

Hoy hablaremos de los otros 2 pasos que seguimos en Copywriting Para Web cada vez que un cliente nuevo nos contrata para escribir su web, su blog, su landing page, etc.

Pero primero, recapitulemos:

¿Cuáles son los pasos previos a empezar a escribir copy?

En la entrada anterior hablamos de dos pasos imprescindibles que siempre tenemos que seguir y que siempre tienen que ir primero, antes siquiera de abrir un nuevo documento de Word y escribir la primera palabra.

 

  1. INVESTIGACIÓN

 

En primer lugar, hablamos de la investigación.

Como ya dijimos, cuando vayas a escribir cualquier texto, lo primero que tendrás que hacer es documentarte e investigar porque está claro que no vas a saber de todo.

Es decir: si tu cliente es una empresa de lavadoras y quiere que escribas en su blog temas relacionados con una buena colada, con los mejores productos para lavar tu ropa delicada, etc., es posible que sea un tema que desconozcas al 100 %.

Después de documentarte y saber más sobre el tema, ya serás más capaz de escribir el copywriting para este cliente.

 

  1. ESCUCHA ACTIVA

 

El segundo paso que ya comentamos es el de la escucha activa.

Escuchar a tu cliente puede parecer obvio, pero no lo es.

En este punto, que puede ser paralelo a tu fase de documentación, tu cliente tiene que contarte TODO lo que pueda sobre el tema que tengas que escribir.

Esta fase consiste en ESCUCHAR y PREGUNTAR.

Quizás a tu cliente le sorprenda tu “curiosidad”, pero recuerda que no hay preguntas tontas, sino tontos que no preguntan.

Avísale de que cuanto más sepas tú de él y de su negocio, mejores serán tus textos porque transmitirán su esencia.

Muy bien. Hasta aquí, todo correcto.

Pero, ¿y ahora qué? En algún momento tendrás que ponerte a escribir, ¿verdad?

Sí. Ahora ha llegado el momento.

La tercera fase de escribir copy es la redacción en sí misma.

 

  1. REDACCIÓN

 

Aquí llega el momento de materializar todo lo que has recopilado y aprendido.

En los textos tendrás que plasmar la información que ya conoces sobre el negocio de tu cliente, su tono de voz y su manera de dirigirse a su cliente.

Has investigado: tienes las palabras clave, sabes de qué va el tema sobre el que tienes que escribir  y has hablado con tu cliente y has captado lo que quiere transmitir.

Escribe, escribe y escribe y luego lee lo que has escrito.

Y lo más importante:

Corrige, borra y modifica.

  • Si una idea se puede expresar de una forma más sencilla, hazlo.
  • Asegúrate de que tus textos son coherentes y que las ideas principales no se repitan.
  • Comprueba que empiezas los textos con una introducción (con preguntas, cuestiones generales, etc.) y también que cierras tus textos de una forma concluyente.

Nuestro consejos:

  • Deja reposar los textos antes de mandarlos a tu cliente.

Aunque te parezca que ya los has trabajado suficiente, déjalos “descansar” unas horas o días si puedes y vuelve a leerlos.

Al coger distancia y perspectiva, puede que todavía veas cosas que se pueden mejorar (cuidado, ¡no hasta el infinito!) o errores que se te han escapado y que puedes corregir antes de mandárselo a tu cliente.

Una vez estés satisfecho/a de tu resultado, ahora sí: ha llegado el momento de darle a “Enviar”.

  • Un último consejo: revisa, además del estilo, la ortografía y si no estás seguro de que esté todo tu texto gramaticalmente correcto, incluye en tu presupuesto de copywriting una pequeña partida para la corrección.

Contrata a un corrector externo y entrega a tu cliente un texto impoluto, ya que un texto con faltas dice mucho (y no precisamente bien) de tu profesionalidad.

 

  1. REVISIÓN

 

Aparte de la revisión que tú habrás hecho ya de tus textos, tu cliente tendrá que leer los textos que le has escrito y darles su visto bueno final.

Para ello, siempre recomendamos a los clientes que lean el texto varias veces, que se lo den a otras personas de su confianza para que lo lean (si no saben del negocio, casi mejor, así verán si se entiende o no) o que incluso lo lean sus clientes de más confianza a ver qué opinan.

En definitiva, dile a tu cliente que se tome su tiempo, porque es posible que su primera impresión no sea la más fiable.

Si tu cliente quiere hacer cambios, recuerda que él/ella tiene la última palabra.

Si los cambios son formas diferentes de decir lo mismo, o cosas como “esto yo no lo diría así, lo diría “asá””, acepta los cambios.

Al fin y al cabo, el texto tiene que sonar como si lo hubiera escrito él mismo.

Lo que sí que es importante es que sepas y puedas justificar tus elecciones (por qué has elegido hablar de un tema determinado, por qué has hecho un texto de una longitud determinada y no más corto, o por qué has elegido ciertas palabras clave).

La clave en esta fase, es saber que “el cliente siempre tiene la razón” pero que tú eres el profesional y que tu opinión es valiosa.

 

Y hasta aquí la segunda entrada de la serie sobre cómo escribir copywriting profesional para tus clientes.

Si te interesa el tema y tienes preguntas, escríbenos en los comentarios o mándanos un correo con tus dudas.

Si estás leyendo esto porque has entrado hace poco en el tema del copy, echa un vistazo al resto del blog porque tiene consejos útiles que te pueden servir, y también consulta nuestra mentoría Conviértete en Copywriter.

¡Gracias por leernos!