Los 7 errores de copywriting que tienes que evitar en tu sitio web

 

En esta entrada de Copywriting Para Web, Mati, de Letras Nómadas, nos cuenta los 7 errores de copywriting que debes evitar en tu sitio web.

Estos consejos de Mati puedes aplicarlos sea cual sea tu profesión.

En el caso de Mati, él es traductor de formación, y en su trayectoria como mentor de traductores se ha dado cuenta de que el copy es uno de los aspectos más olvidados, a pesar de su importancia, en las páginas web de sus clientes.

Esperamos que te gusten sus consejos y te animamos a que revises tu página web después de la lectura, para comprobar si has cometido alguno de estos errores y ¡empezar a modificarlos desde ya!

¡Feliz lectura!

 

El copywriting de tu sitio web es fundamental para conectar con tus clientes, venderles tus productos o servicios y para que encuentren la información que buscan de forma rápida y efectiva.

Muchos profesionales piensan que con tener un sitio web y volcar toda su información allí ya es suficiente. Pero no es así, ya que una página desprolija y confusa, lejos de captar clientes, hará que salgan despavoridos.

Para que eso no te suceda, aquí te traigo los 7 errores más comunes que hay que evitar cuando redactas el copy de tu sitio.

 

1. No tener definido a tu cliente ideal

Muchas páginas tienen secciones que apelan a distintos tipos de lectores. Suele ocurrir, por ejemplo, que la página de servicios está enfocada a quien puede contratarlos pero los artículos abordan temas de interés para colegas, y no para el cliente ideal. Esto no está bien.

Por más que suene tedioso, debes definir a tu cliente y dirigir todas tus secciones y tu contenido hacia él o ella.

Solo debes aportar valor a quien comprará tu producto o servicio, no a tus compañeros de profesión.

En mi guía con 7 consejos para el traductor freelance (que pueden aplicarse también a otros profesionales) destaco que la definición del cliente ideal tiene tanta importancia como la de la creación de la marca personal y la elección de un nicho.

 

2. Desaprovechar la sección “sobre mí”

La sección “sobre ti” es la segunda más visitada de tu página. Eso quiere decir que tu cliente quiere conocerte.

Un error frecuente es redundar en datos personales que hacen que esta sección se asemeje a un CV online.

Aprovecha el interés que el cliente tiene sobre ti para contarle tu historia. Explica por qué ese curso, ese seminario o esa carrera combinado con tu propia personalidad y tu experiencia, le generará al cliente un beneficio adicional.

En este artículo, Gemma te cuenta cómo utilizar la técnica del storytelling para conectar emocionalmente con tu cliente ideal en la sección sobre ti.

 

3. Copy de los botones

Los botones, por más que no lo parezcan, tienen una función esencial en toda página.

Son la manifestación de la intención del cliente de realizar una acción determinada (CTA – Call to Action) y tú debes ayudar a que la haga.

A veces se ven botones que no dicen nada, que no incentivan ni llaman a la acción. De hecho, hasta he visto casos de botones que la desestiman.

¿Cómo es eso?

Me ha pasado estar leyendo un post y que de repente surja un pop up con una llamada a la acción pero con 2 botones: uno con un “Sí” y el otro con un “No, gracias”. Si estás leyendo y te interrumpen: ¿a cuál le darías clic?

Ni siquiera debes darle la posibilidad al lector de decir que “no” desde un botón. Es como decirle: “me arrepentí de proponerte esto”.

Ten en cuenta el título de la página y haz que tus botones sean consistentes con ese título.

 

4. Hacer demasiadas preguntas

Maneja las preguntas en tus secciones “Sobre mí” y “Servicios” de forma delicada.

Cuando utilizas las preguntas estás consultándole al cliente si quiere hacer algo o si necesita algo.

La decisión queda en tu cliente, que puede contestar tanto que “sí” como que “no”. Tú debes decirle a tu cliente lo que tiene que hacer.

Mira este ejemplo:

¿Necesitas ayuda para generar más ventas?

(Aquí la primera decisión de tu cliente potencial es decidir si necesita o no de tu ayuda)

Cuando reemplazas tu pregunta por una afirmación: “Te ayudo a generar más ventas”, la primera decisión de tu cliente será contratar o no tu ayuda.

Es decir, ya has llevado a tu cliente a un paso más cercano a la compra.

Entonces ¿está mal el uso de las preguntas? Diría que es muy puntual y como sucede con los abogados en los juicios, solo debes utilizarlas cuando conoces las respuestas.

 

5. Menús de navegación

Muchas páginas quieren poner todo lo que ofrecen a simple vista y se hacen menús interminables con 7/10 opciones.

Trabaja en tu “mapa de sitio”. Organiza tu página primero en un papel y luego traslada esa organización a la web.

Una página con un menú optimizado debe tener un botón de “Inicio”, uno “Sobre mí”, “Contacto”, “Servicios”, y si tienes “Blog” y “Regalo”.

Si tienes más secciones, añádelas dentro de las categorías mencionadas. Puedes tomar de ejemplo mi página para ver cómo he organizado mis servicios.

 

6. Usar palabras raras

Al redactar las secciones del sitio web, evita utilizar términos, siglas o jergas propias de tu campo de especialización. No quieras presumir lo que sabes con tus palabras.

Si usas este tipo de lenguaje estás asumiendo que tu cliente te entiende, y quizá no lo haga.

El lenguaje en tu web debe ser claro y sencillo. Si quieres poner siglas, incluye su significado. Si hay palabras de alguna jerga, acláralas con lenguaje simple.

En la Guía de Copywriting de Gemma, ella te cuenta que debes tener cuidado con las palabras que usas y evitar sonar rimbombante.

 

7. Falta de coherencia

Los datos que incluyes deben estar siempre a la vista y fáciles de identificar.

Si el cliente tiene que recorrer toda tu página para encontrar el dato que le falta o que le prometiste, lo más probable es que se canse, se vaya y se olvide de ti.

Por eso, por ejemplo, si mencionas “las 6 razones por las que deben contratar tus servicios”, asegúrate que esas razones estén allí a la vista y enumeradas.

 

Conclusión

Tu página es tu negocio online, y todo en ella debe estar pensado para conectar con tus clientes. Los colores, las imágenes y por supuesto, la elección de las palabras.

El copywriting es esencial para cualquier emprendimiento online. Implica la conexión con el cliente y la persuasión para que compre tus productos y servicios.

Sin duda, el copywriting es una de las primeras inversiones que un emprendedor digital debería considerar para que su negocio tenga éxito.

 

Sobre el autor de esta publicación

Soy Mati Ortiz. Soy traductor jurado de inglés y pasé los últimos 10 años trabajando en oficinas fuera del campo de la traducción. En 2018 me despidieron y decidí volver a la traducción freelance.

Sabía que esto significaba inestabilidad laboral y vivir cumpliendo plazos urgentes para clientes que no valoran la profesión y pagan mal.

Por eso creé Letras Nómadas, un proyecto con el que ayudo a traductores a lanzarse al emprendimiento online para tener ingresos estables y crecientes, clientes de calidad y más tiempo libre.

En resumen, acompaño a traductores a construir una vida profesional equilibrada y con propósito.