La extensión de los textos de tu web

 

En esta entrada vamos a abordar un tema que a menudo es fuente de debate con los clientes: ¿cómo de largos tienen que ser los textos de tu web?

En la publicación de hoy te daremos nuestra opinión sobre este tema tan controvertido.

Muchos de mis clientes de copywriting me dicen: “no quiero textos largos”, “los textos largos aburren y son pesados”.

Yo como copywriter entiendo perfectamente este problema y estoy de acuerdo.

Pero no del todo. Y te contaré por qué.

Los textos de tu web, además de gustarle a tu cliente, tienen que gustarle a San Google Todopoderoso.

En realidad, a ti lo que te interesa es que los textos de tu web, además de que atraigan a tu cliente, te posicionen bien en los buscadores (Google principalmente), así que si le das a Google muy poco texto, no te va a posicionar bien.

He trabajado con muchos clientes que, de partida, tenían muy poco texto en su web.

 

Tener muy poco texto tiene varios problemas:

 

  • Como te decía, no te posiciona bien en Internet, por lo tanto consigues menos visitantes a tu página
  • Si eres demasiado breve, puede ser que muchas personas no entiendan qué haces, a qué te dedicas o cómo puedes ayudarles (aunque sí que puedas).

 

Esto último es un problema muy común que detecto en muchas páginas web.

Tienen textos muy cortos y tan tan tan resumidos que casi no se entiende a qué se dedican.

Puede que yo sea su cliente ideal, pero como no me hago una idea de cómo me pueden ayudar cuando visito su web, me pierden como cliente.

En resumen: como cliente me dices que “quieres textos cortos”, pero en realidad no es exactamente eso lo que quieres decir.

Un 99 % de las veces que mis clientes me dicen “no quiero textos que sean largos y aburridos”, lo que en realidad me están diciendo es que quieren textos atractivos y fáciles de leer.

De eso precisamente se trata el copy.

Pero los textos atractivos no son necesariamente cortos, y menos en páginas web.

Como copywriter (y cuidado, porque quizás hay otras opiniones sobre este tema entre los expertos) creo que lo más importante de los textos de tu web es que sean claros, atractivos y que animen a tu cliente a realizar las acciones que quieres que haga (que te compren un producto, que contraten tus servicios…).

Pero el objetivo más importante de tus textos es generar confianza en tu cliente.

Piensa que los textos de tu web puede que sean el primer contacto que tu cliente tiene contigo.

Entonces, si son demasiado resumidos y breves, ¿crees que le estás dando confianza?

Como copywriter creo que la confianza se demuestra con textos lo suficientemente largos o cortos como tú seas capaz de transmitirla.

Si eres capaz de transmitirla con pocas palabras, enhorabuena, pero para el común de los mortales, eso no es siempre así.

Si no me acabas de creer, recuerda o recupera las últimas landing page de productos o servicios que has comprado.

Cuanto más caro es el producto, más largos son los textos.

¿Por qué? Muy fácil.

Estos textos tienen que generarte la confianza suficiente (mucha, si la inversión de dinero es grande) para que compres ese producto o servicio.

 

Un ejemplo antes de acabar:

 

Una vez nos contactó un cliente que, durante nuestro diagnóstico gratuito quería saber por qué no funcionaba su landing page.

Los clientes llegaban a ella y pasaban un rato, pero no hacían la acción de comprar.

Cuando estudié la landing page en cuestión, vi precisamente lo que te estaba contando. El servicio que este cliente vendía era un coaching para hombres que quieren mejorar sus perspectivas de conseguir pareja.

En la landing page había muy poca información sobre qué incluía en este servicio (se trataba de un fin de semana con muchísimas actividades y la participación de formadores muy interesantes), pero como los textos eran tan breves, el cliente ideal no acababa de hacer la acción de “comprar” porque no se había convencido.

Y esta no es solo mi opinión. De hecho, hice la prueba con una persona que era un cliente ideal de este coach, y su respuesta fue precisamente esa. Me dijo:

“No quiero gastar tanto dinero en este servicio porque no sé si es para mí, no sé en qué consiste ni qué voy a conseguir”.

 

Esa es la clave de lo que tienen que transmitir los textos de tu web:

 

  • A quién van dirigidos
  • Qué problema ayudas a solucionar
  • Qué beneficios obtendrá la persona que te contrate o compre tus productos/servicios

 

Por lo tanto, la extensión de los textos de tu web no puede depender del recuento total de palabras, sino de lo que hayas transmitido con ellas.

Como a nivel de posicionamiento los textos te ayudarán a aparecer antes en los buscadores cuanto más largos sean, tú preocúpate de que sean atractivos, no cortos.

 

Cómo hacer que tus textos sean atractivos:

 

  • Utiliza recursos como las negritas para destacar la información más importante de cada frase.
  • No escribas frases muy largas. Córtalas por lo sano para que el lector no se canse y el texto sea dinámico.
  • Incluye enumeraciones como esta misma para dinamizar el texto y ayudar al lector a leer todo el contenido
  • Apóyate con imágenes y el diseño general de la web para que sea atractivo y el texto respire.

 

Espero que te haya gustado esta entrada sobre la extensión correcta de los textos de tu web. Si tienes dudas o quieres comentar algo, nos encantará leerte en la sección de comentarios.