Email marketing y la importancia de saber llegar a los clientes

 

En nuestro blog, cada vez hablamos más de estrategias de márketing y de cómo escribirlas y prepararlas porque es la manera que tenemos de llegar al cliente y generarle confianza.

Por ello en la entrada de hoy, los compañeros de La Magrana Taller de ideas, nos hablan de la importancia de tener una estrategia de email marketing bien diseñada. Cómo nos puede ayudar a captar, consolidar y conseguir nuevos clientes.

La Magrana Taller de ideas es una agencia de publicidad foodie especializada en diseño gráfico, redes sociales y fotografía, ¡así que saben bien de lo que hablan!

 Además, al final de la entrada de hoy, desde Gemma Traductora damos 3 trucos para escribir tus newsletters que te ayudan a captar y atraer a más clientes.

¡Feliz lectura!

 

La estrategia de márketing más efectiva: el email marketing

Casi todas las acciones de publicidad cuestan dinero, y todas requieren inversiones de tiempo.

Pero, ¿hay alguna forma de sacar el máximo rendimiento a la inversión en tiempo y dinero?

La respuesta es afirmativa, a través del email marketing.

El éxito del email marketing, o también conocido como el envío de newsletters, se basa en construir una buena lista de contactos, o base de datos. Se trata de ajustar los mensajes y trabajar con un software o compañía de márketing adecuados para poder sacar el máximo rendimiento a personas que ya conocen tu negocio y tienen, de algún modo, un interés en él.

El márketing por correo electrónico es una forma muy efectiva de promocionar un negocio regularmente sin tener que pagar muchos costos administrativos.

La empresa controla el mensaje, habla directamente con los clientes y se dirige a las personas que desean consumir sus productos o servicios.

Los estudios muestran que los correos electrónicos funcionan. En concreto, el estudio elaborado por DMA, la Asociación de Marketing Directo, concluye que el marketing por correo electrónico es la acción que proporciona el mejor ROI frente a cualquier otra.

Esto se basa en el hecho de que las personas que reciben los correos han dado previo consentimiento para ser impactados, y por lo tanto, de algún modo son público objetico.

 

¿Cómo y cuándo envío los correos de mi empresa?

Una duda recurrente a la hora de empezar a hacer enviar newsletters suele ser la frecuencia y momento de envío de las mismas.

Tener estos dos parámetros claros es fundamental a la hora de planificar la estrategia, ya que, de esta forma, podremos sacar el máximo rendimiento y maximizar su retorno.

REGLA DE ORO: Nunca debemos bombardear a los clientes con newsletters.

Lo más importante en estos casos es siempre tener en mente el motivo del envío y su relevancia.

Antes de enviar un newsletter hay que comprender cuál es el objetivo que buscamos y qué nos va a aportar, ya sean ventas, notoriedad de marca, branding, etc. y cómo de relevante es para el consumidor.

De esta forma, podrás determinar el número de newsletters que tienes que enviar.

En términos generales, un buen número podría ser uno a la semana.

Por otro lado, una buena manera de poder estructurar mejor los envíos son las listas por segmento. Es decir: estudiar qué tipo de clientes/lectores/seguidores tenemos y enviarles solamente información que pueda interesarles según su perfil.

No es lo mismo enviar un newsletter a clientes que siempre consumen nuestros productos, que a otros que todavía no los han consumido, o a un proveedor.

 

¿Cuándo es mejor enviar una newsletter?

Esto dependerá mucho del negocio y la tipología de producto sobre el que estemos hablando.

En este caso, el sentido común cobra un papel muy importante. Es decir, si somos un restaurante de comida a domicilio y queremos vender cenas, lo ideal sería enviar los newsletters hacia las 6 de la tarde.

Si por lo contrario somos una agencia de viajes o una empresa de actividades lúdicas, lo mejor será enviarlos el lunes a primera hora. Porque ese es el momento en el que las personas van a trabajar después del fin de semana y ya tienen los ojos puestos en el siguiente.

 

Vale, pero ¿qué pasa si no tienes tiempo para hacerlo, o te pierdes utilizando plataformas de envío de emails?

Los compañeros de Magrana Taller de ideas, quieren ayudar a empresas como la tuya a llevar a cabo sus estrategias de comunicación e implementarlas de forma fácil y ágil para los clientes.

Si te ha interesado este artículo y quieres conocer todo lo que hacen, puedes encontrarles en su página web, Facebook, Instagram o Linkedin.

 

BONUS:

“Al principio del artículo me has dicho que nos dabais tres trucos para escribir los newsletters…”

¡Sí, y era cierto! ¡Allá van! 

  1. Escribe un asunto atractivo

 Está claro que si el asunto no es atractivo, nadie lo abrirá e irá directamente a la papelera.

Escribe una frase corta y directa que destaque de qué va el correo que estás mandando.

También puedes crear un asunto que atraiga al lector con una sorpresa, una pregunta o alguna declaración controvertida.

Todo lo que despierte la curiosidad del lector, significará que abrirá el correo, seguro.

  1. Cuida tu relación con el lector

 Dale información de valor que no compartas en otro sitio, cuéntale algo importante y utiliza las técnicas del copywriting y el storytelling para atraparle.

Conecta con tu lector y transmítele confianza. Piensa en cómo te gustaría que se dirigieran a ti, y evita ser frío y distante.

  1. Cuida los aspectos formales

 Es decir, ten en cuenta que la letra que uses para enviar el newsletter sea fácil de leer, que el diseño de tu correo sea atractivo y agradable. No pongas demasiadas imágenes y ve al grano con contenido de calidad.

 

Por último, recuerda repasar todo lo que has escrito para que no se te hayan escapado algunas faltas o errores al escribir rápido. Que el correo tenga el tono de voz de tu empresa y funcione para el objetivo que te has planteado.

 

¿Qué te ha parecido esta publicación de los chicos de La Magrana y nuestro bonus sobre cómo escribir los newsletter? ¿Utilizas el email marketing en tu empresa? ¡Cuéntanoslo en los comentarios y comparte si te ha gustado!