Ejemplos de cómo el copywriting te ayuda en tu branding

 

En la entrada anterior de nuestro blog hablamos de qué es el branding o identidad verbal y cómo puede el copywriting ayudarte a encontrar tu voz de marca.

Pues bien: en la entrada de hoy daremos varios ejemplos en los que una marca necesitaba ayuda con su branding verbal y el copywriting le ha ayudado a encontrar su identidad, su estilo de comunicación y su voz.

 

  1. Branding verbal desde cero

En este ejemplo, te contaremos cómo el copywriting ayudó a una empresa a encontrar su voz de marca desde cero, ya que casi no habían trabajado la comunicación por ningún medio y, al estar empezando, no tenían ni página web.

Uno de nuestros clientes era una personal shopper inmobiliaria de la zona de Madrid.

Su servicio es muy novedoso, pero su CEO no conseguía llegar a más público por varios problemas:

  • En general, la web tenía poca visibilidad ya que los textos no posicionaban
  • Su mensaje de marketing no era claro, por lo que no conseguían llegar a su público objetivo
  • No tenían eslogans ni frases potentes que pudieran utilizar en sus redes sociales, web, newsletter, etc.
  • Nunca se habían parado a analizar su cliente ideal, por lo que no sabían demasiado bien cómo dirigirse a él/ella y, sobre todo, cómo hablarle.

Así que nos pusimos manos a la obra y empezamos por el principio:

Entrevista personal con la CEO para descubrir quién es su target, su público ideal.

Le hicimos muchísimas preguntas: qué le gusta, cómo habla, cómo piensa, qué estatus socioeconómico tiene…

Toda esta información es imprescindible a la hora de definir el tono de voz de una marca, porque la forma como nos comunicamos depende de todo ello.

ejemplos branding ana lazaro

Después, arreglamos los textos de su web de acuerdo con el tono y el estilo que habíamos elegido (directo, desenfadado, con un aire sofisticado y “chic” porque el público al que se dirige es de un estatus medio-alto).

Finalmente, creamos toda la estrategia de branding verbal en base a ese cliente ideal y a su forma de comunicarse: eslogans, taglines, territorio verbal (qué verbos usar y qué verbos no usar, ejemplos de palabras “inspiradoras” para ese tipo de público, etc.)

¿El resultado?

Además de que la marca es mucho más consistente ahora mismo y la página web también es más visible gracias al doble componente del copywriting (que le guste a los humanos y que le guste a Google al mismo tiempo).

 

  1. Definición de una identidad verbal a través del storytelling

En este caso, nuestra clienta es una diseñadora gráfica que tenía muy clara una idea que ella quería transmitir como una historia en su página web.

Sin embargo, le costaba plasmarlo sobre el papel, así que utilizamos la estrategia del branding verbal para definir su storytelling y contar los servicios que ofrece de una forma que parece que el lector va siguiendo un camino real.

En este caso, la primera tarea fue, igual que siempre, de definición del cliente ideal para saber cómo dirigirnos a él.

Una vez esto se había definido, empezamos a redactar el storytelling (la historia que quería contar la diseñadora).

En este caso, el territorio verbal entremezclaba las palabras clave del servicio de nuestra clienta (branding, diseño de logos, rebranding, etc.) con las palabras que ella había elegido para su historia y su particular camino: la emoción, la lógica o la valentía.

El resultado es un texto que acompaña al lector por un camino en el que cada uno elige por dónde quiere tirar.

ejemplos branding judith antolin

 

En la siguiente entrada te daremos más ejemplos de por qué la identidad verbal es tan importante y cómo podemos trabajarla a través del copywriting gracias al ejemplo de otro de nuestros clientes, un estudio de diseño de aplicaciones web y móvil.

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Tienes dudas? Escríbenos en los comentarios, ¡nos encantará leerte!